martes, marzo 08, 2011

ORACIONES DE LA CIENCIA DIVINA.


La Ciencia de la Sabiduría Divina, desea compartir con mucho cariño, sin ningún tipo de egoísmo, algunas hermosas oraciones, que desde siempre se han entregado al mundo, por medio de Inspiración Divina, para que todo aquel hermano de buena voluntad que se identifique de una u otra forma con las enseñanzas de la Ciencia Divina las pueda utilizar de la mejor manera.
EL PADRE NUESTRO (sencillo).
PADRE nuestro que estas en lo infinito
y estas en cada uno de nosotros 
hágase tú voluntad aquí en la tierra
como en todos los mundos habitados
danos el pan del cuerpo
la Luz Infinita del espíritu
báñanos de sabiduría, de luz, de amor y de paz.

PADRE NUESTRO (plegaria)

PADRE que iluminas la existencia oscura
con tu raudal de tantas maravillas
en este fango de amarguras
ante ti, mi espíritu se arrodilla.

Elevo mi plegaria al PADRE PODEROSO
humilde y rendido al pie de vuestro hogar
cual nube de esencias que brotan del alma
pidiendo clemencia, oh PADRE de bondad.

Qué ingratos y pequeños nos encontramos en la tierra
cual grano de arena que rueda en la mar
buscando abatidos, cual ave perdida que gime y suspira en un fuerte huracán.

Oídme PADRE mío, mi humilde plegaria
te ruego rendido por la inmensidad
por tantos que pedimos, que cambien nuestros mundos sombríos,
por mundos de luces en la eternidad.

Oh luces diamantinas de mundos que ignoramos
por piedad te pedimos, PADRE de bondad
extiende tu luz celestial sobre nosotros
y alumbra nuestras mentes con gran claridad.

 Que de tus rayos no vemos un destello, de mundos que ruedan por la inmensidad
porque somos unos ingratos, y nunca hacemos un recuerdo del PADRE
 que vive allá en el más allá, y está en cada uno de nosotros
y es luz, amor, paz, sabiduría y vida eterna.

Gracias PADRE CREADOR, gracias MADRE NATURALEZA
que vuestra luz infinita nos dé el pan de cada día, sin tanto dolor, ni tanta angustia
 quien lo tenga a manos llenas, lo sepa compartir con alegría y amor

y le llegará multiplicado en abundancia con salud, paz y armonía.

ORACION AL ANGEL DE LA GUARDA.

Ángel de la guarda mi dulce compañía
no me desampares, ni de noche ni de día
hasta que me pongas en paz y alegría
con  todos los mundos de luz, amor, paz y mucha sabiduría divina.